CANNABIS Y CBD PARA LA ENDOMETRIOSIS

Pero incluso en casos menos graves, si no se trata, la endometriosis puede provocar infertilidad.

 

¿La endometriosis es causada por una deficiencia de endocannabinoides y el CBD podría ser una respuesta? #CBD #cbd #cannabismedicinal

La endometriosis, el crecimiento anormal de células similares a las del revestimiento del útero, es una afección que afecta a 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva. Eso es la asombrosa cifra de 176 millones de mujeres en todo el mundo.

Por razones que aún no se comprenden completamente, el tejido endometrial comienza a crecer fuera del útero y se acumula alrededor de los órganos pélvicos cercanos, como las trompas de Falopio, los ovarios, la vejiga y el intestino. El problema es que cada vez que una mujer atraviesa la fase de sangrado de su ciclo menstrual, también lo hacen las células endometriales errantes. Aunque en su caso, no hay un lugar por donde la sangre salga del cuerpo, provocando dolor, inflamación y en algunos casos la formación de tejido cicatricial.

No todas las mujeres experimentan el dolor insoportable y los períodos abundantes asociados con la enfermedad.

CONOCE EL CASO DE LAURA

Laura, de 29 años del Reino Unido y autora de The Endo Monologues, comenzó a notar que tenía períodos más intensos que sus amigos a la edad de catorce años. Como muchas mujeres y niñas con píldora que ayudó al principio.

A las mujeres que lo padecen se les dice con frecuencia que simplemente «aguanten» el dolor, ya que es parte de ser mujer.

“Mi dolor comenzó a empeorar en mi adolescencia, principios de los 20”, recuerda Laura.

“Faltaba a la escuela, empecé a faltar a la universidad. Y me sentí como si tuviera un cuchillo caliente atravesando mi área pélvica y mi espalda «.

Haciendo eco de la experiencia de la mayoría de los pacientes con endometriosis, el dolor empeoraba alrededor de sus períodos. «Estaría postrada en la cama», dice Laura. «Estar tomando la píldora lo acortó, pero me dolía ir al baño, me dolía caminar, me dolía dormir, no podía tener relaciones sexuales, simplemente se volvió insoportable».

Durante años, el dolor de Laura no se tomó en serio, lo que refleja un sesgo general de género en la investigación de drogas y la medicina en sí.

“Me hicieron pensar que estaba siendo demasiado dramático y que tal vez estaba exagerando demasiado porque quería llamar la atención y casi me iluminaban con gas para sentir que estaba en mi cabeza. Dijeron: “Oh, bueno, ya sabes, es solo tu período, así es como es “. Se dejó de lado “.

EL ACEITE DE CBD FUE UN CAMBIO RADICAL

En el caso de Laura, su médico incluso hizo acusaciones de promiscuidad, y la enviaron a una clínica de ITS [infecciones de transmisión sexual] antes de que sus síntomas finalmente se tomaran en serio. Una laparoscopia reveló endometriosis en etapa 4 en sus ovarios, útero, vejiga, cuenco y bolsa de douglas. El tejido endometrial perdido se extrajo quirúrgicamente.

Pero las células endometriales son tenaces y persistentes, y la cirugía solo proporciona un respiro temporal del dolor. El tejido casi siempre regresa acompañado de los síntomas insoportables demasiado familiares. Además de los analgésicos de venta libre, como los AINE y el paracetamol, los tratamientos estándar incluyen la píldora o espiral anticonceptiva que contiene progesterona, que limita el desarrollo de endometriosis en un porcentaje de pacientes. (El estrógeno, por otro lado, estimula el crecimiento y la propagación de la endometriosis).

Para Laura, el aceite de CBD fue un cambio radical en el manejo de sus síntomas. Con sugerencias obtenidas de los foros en línea de endometriosis, comenzó a aplicar lubricante de CBD, vapear CBD y usar tinturas de CBD.

CANNABINOIDES Y MUERTE CELULAR

Entonces, es posible suponer que con menos receptores CB1 y CB2 en el tejido endometrial disponibles para que los endocannabinoides se unan, el proceso natural de apoptosis puede verse alterado, permitiendo que las células aberrantes se multipliquen y se propaguen. En la investigación preclínica, los compuestos cannabinoides (endógenos, fito o sintéticos) que se dirigen a estos dos receptores parecen controlar el desarrollo de la endometriosis.

Pero no es solo la actividad de unión del THC en CB1 y CB2 lo que se cree que podría limitar la propagación de las células endometriales. Otros receptores más allá del sistema endocannabinoide canónico también pueden regular los síntomas y la progresión de esta enfermedad.

CBD PARA ALIVIAR EL DOLOR

Tanto el THC como la anandamida también activan el receptor GPR18 en estudios preclínicos, y la activación de este receptor promueve la migración de las células endometriales, no exactamente el efecto terapéutico deseado para una paciente con endometriosis.

La investigación realizada por el grupo de Heather Bradshaw en la Universidad de Indiana sugiere que la desregulación endocannabinoide, específicamente el metabolismo anandamida aberrante, puede ser un factor clave en la etiología de la endometriosis. Y aunque el potencial del CBD para detener la migración de las células endometriales es especulativo en esta etapa, las mujeres con endometriosis aprecian mucho su eficacia como analgésico.

 

Tomado de: Project CBD

Todos los derechos pertenecen a: Copyright, Project CBD

Te invitamos a seguir nuestro Blog y nuestras redes sociales para más contenido.

 

 

FUENTES

Peter A W Rogers et al, Priorities for endometriosis research: recommendations from an international consensus workshop. Reprod Sci 2009 Apr;16(4):335-46

Laura Kiesel, Women and pain: Disparities in experience and treatment. Harvard Health Publishing. October 09, 2017

Gabrielle Jackson, Pain and Prejudice: A Call to Arms for Women and Their Bodies

Mike Armour et al, Self-management strategies amongst Australian women with endometriosis: a national online survey. BMC Complementary and Alternative Medicine Volume 19, Article number: 17 (2019)

Elif Bilgic et al, Endocannabinoids modulate apoptosis in endometriosis and adenomyosis. Acta Histochem 2017 Jun;119(5):523-532

Alejandra Escudero-Lara et al, Disease-modifying effects of natural Δ9-tetrahydrocannabinol in endometriosis-associated pain. eLife. 2020

Bohonyi N et al. Local upregulation of transient receptor potential ankyrin 1 and transient receptor potential vanilloid 1 ion channels in rectosigmoid deep infiltrating endometriosis. Mol Pain. 2017;13:1744806917705564.

Alok Jha, Heat “relieves internal pain.“ The Guardian. 5 July 2006

Pertwee, Handbook of Cannabis, Oxford University Press

McHugh, Douglas et al. Δ(9) -Tetrahydrocannabinol and N-arachidonyl glycine are full agonists at GPR18 receptors and induce migration in human endometrial HEC-1B cells. British journal of pharmacology vol. 165,8 (2012): 2414-24.

Russo EB. Taming THC: potential cannabis synergy and phytocannabinoid-terpenoid entourage effects. Br J Pharmacol. 2011;163(7):1344-1364

Luigi Cobellis et al, Effectiveness of the association micronized N-Palmitoylethanolamine (PEA)-transpolydatin in the treatment of chronic pelvic pain related to endometriosis after laparoscopic assessment: a pilot study. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol 2011 Sep;158(1):82-6.

Effect of Cannabinoid (THC / CBD 50%) on Hyperalgesia in Patients With Deep Endometriosis (EdomTHC). ClinicalTrials.gov

Cannabidiol and Management of Endometriosis Pain. ClinicalTrials.gov.

Revision date:

Dic 2, 2020

 

0
    0
    Tu Carrito
    Carrito VacíoVolver a la Tienda
    ×
    A %d blogueros les gusta esto: